EL SECRETO DE BORIS

 
Boris guardaba dentro de sí un secreto. Un secreto que le roía el alma y atormentaba su espíritu. Un secreto que no podía revelar a su esposa porque, horrorizada, dejaría de ser su esposa. Ni a su mejor amigos, porque allí terminaría su amistad. Ni tampoco al cielo, por temor a una eterna punición divina. A punto de enloquecer, una noche Boris decidió poner fin a tan insoportable situación. Buscó el árbol más alto del pueblo, y durante horas le contó en un incesante murmullo todo su secreto.
Regresó a casa y durmió muy larga y desahogadamente con desconocida placidez. Desde entonces, la brisa que pasa por aquel árbol, lleva a oídos de todos el secreto de Boris. Pero Boris pasea tranquilo, porque sabe que en su soberbia, al género humano no le interesa comprender nada de lo que cuentan las demás especies.
 

Joaquín Salvador Lavado
"Quino"

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s