¿A DONDE VAMOS COMO SOCIEDAD?

Quizás algunos me tachen de anticuada, pasada de moda, retrograda o que sé yo, pero haciendo un paréntesis en mi vida y dando un vistazo al alrededor me pregunto:
¿A dónde se fueron los valores? ¿En dónde están las prioridades? ¿En que momento los intereses materiales fueron ganando terreno a los familiares? ¿Por qué ahora el matrimonio ya no es una opción? ¿Desde cuando la comunicación de la familia se perdió? ¿Qué tanta culpa tenemos los adultos en la herencia que estamos dejando a los jóvenes donde el egoísmo esta por encima del bien social y familiar?
Antes se nos decía que la familia era el núcleo de la sociedad… ahora se nos hace creer que lo que vale la pena es un titulo, dinero, autos, casas, viajes… y todo en soledad o con personas que pasan de largo por nuestra vida.
Me asusta el pensar lo que les espera ya no a mis hijos, porque de alguna forma ellos van madurando, expuestos al mundo pero sin dejarse llevar por modas impuestas por no sé que entes sin escrúpulos… Si, ya sé que esto se lee fatalista y hasta un tanto exagerado, pero luego de ver a los amigos de mis hijos y a muchos otros jóvenes caer en las drogas, el alcoholismo, en pandillas, en relaciones sin responsabilidad donde antes de los 20 años ya son padres y ver lo mal que lo pasan… jovencitas que buscan una libertad equivocada y se encuentran con mas problemas de los que antes vivían con sus familias, me pregunto que es lo que les espera, a donde van y que harán…
Yo también fui joven y también quise comerme el mundo en un bocado, pero aun cuando en su tiempo tache a mis padres de necios, pasados de moda… incluso de malvados con todas sus variantes verbales, hoy puedo sentirme tranquila.
Aún hay muchos jóvenes que mantienen los valores inculcados dentro del seno familiar, jóvenes que desean compartir sus logros, jóvenes que desean ser productivos, jóvenes que desean realizar sus sueños, jóvenes sanos y alegres que piensan en el futuro.
No es fácil tomar decisiones, creo que todos dudamos entre hacer lo correcto y hacer lo que la misma sociedad invita a hacer… ¿pero sabemos cuando detenerte? ¿En verdad estamos preparado(a)s para hacer frente a las consecuencias de nuestros actos? o ¿solo nos dejamos llevar por la vida? ¿encontraremos la felicidad viviendo nuestra libertad sin pensar en las consecuencias?
 
Lo peor de todo es que llega el momento en que ya no se puede dar marcha atras…
 
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s