NO ESTAMOS HECHOS DE ROCA

 
Algunas veces creemos que las personas que amamos o aquellos que conocemos y admiramos son como rocas; fuertes, inamovibles, inquebrantables, sólidas…
Sin embargo al paso del tiempo nos damos cuenta que aun teniendo esas cualidades no dejan de ser humanos.
Un día pueden estar en lo alto de la cumbre y de un momento un movimiento de tierra los hace caer estrepitosamente.
La impresión de verles rodar cuesta abajo puede ser fuerte para nosotros, pero las consecuencias serán más dolorosas para ellos.
No debemos cuestionar, juzgar o criticar como que fue sucedió aquello, primero – porque no sabemos si los demás ven en nosotros la fortaleza de la roca, igual que antes nosotros vimos en nuestros amigos y seres queridos. Segundo – porque es en esos dolorosos momentos que debemos mostrar el amor y la amistad que sentimos por ellos.
Quizás algún día seamos nosotros quienes más lo necesitemos…
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s