MEXICO TRAS LAS REJAS

Desde hace años nuestro país vive prisionero de la inseguridad. Los centros de trabajo, las escuelas y los comercios poco a poco han cubierto sus puertas y ventanas con rejas, candados y cerraduras cada vez mas complicadas.
Antes creíamos que los delincuentes debían vivir en el encierro tras haber cometido un delito… lo cierto es que somos la mayoría de los mexicanos quienes vivimos prisioneros del terror a ser asaltados en nuestros hogares. Hoy podemos ver rejas en todas las ventanas, casas con bardas mas altas donde ya no es extraño ver puntas de hierro, vidrio o alambrado electrificado.
 
Pareciera que vamos perdiendo nuestra capacidad de asombro o peor aun, que nos estamos acostumbrando a esta nueva forma de vida, donde unos cuantos han tomado nuestras vidas en sus manos.
Hoy podemos escuchar por cualquier medio de comunicación las promesas de hombres y mujeres que se postulan para diversos puestos de gobierno, todos hablan de que tendrán mano dura contra la delincuencia, dicen que podremos vivir con paz y tranquilidad, que gozaremos de espacios seguros para que nuestros hijos jueguen y que ELLOS, la clase política busca el beneficio de los ciudadanos…
Yo no les creo nada y no soy la única que piensa así. Desde que tengo uso de razón he visto como se mueven los políticos en mi país, he visto como han burlado una y otra vez nuestra confianza y como han hundido en la miseria a millones de mexicanos que se parten la vida trabajando para hacer funcionar a este país; porque no son los políticos quienes han hecho de México un país en crecimiento, son los obreros, los asalariados, los millones de mujeres que trabajan para sostener sus hogares, los jóvenes que se conforman con ínfimos salarios (porque no encuentran trabajo en lo que ellos estudiaron), “la clase trabajadora” los que en verdad dejan sudor y lagrimas en jornadas de mas de 12 horas. Estos hombres y mujeres son quienes han hecho de México un país fuerte, los otros, los políticos solo han visto por un beneficio personal.
Quiero creer que entre toda esa podredumbre humana aun hay algún hombre o mujer con verdadero interés de hacer cambios y de rescatar a mi país de la prisión donde nos han obligado a vivir.
Este 5 de julio tenemos la oportunidad de votar para exigir cambios, para exigir honestidad, compromiso, empatía, lealtad, dignidad y confianza de aquellos que sean elegidos por los ciudadanos.
 
Merecemos vivir en libertad, con seguridad, paz y sobre todo, como mexicanos merecemos gozar de toda la riqueza que genera nuestro país y que hasta hoy solo llega a manos de unos cuantos. No queremos seguir siendo prisioneros en nuestros propios hogares mientras los delincuentes andan libres por nuestras calles.
 
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

One Response to MEXICO TRAS LAS REJAS

  1. Pepa says:

    Sabes Ana, en todos los lugares ocurre lo mismo, y como dice el refran.. De carbonero mudarás, pero de ladrón no saldrás… todo son promesas, frases bien dichas. pero a la hora de la verdad.. nada de nada… Nosotros tuvimos el pasado domingo elecciones eurpoeas y la gente quiere cambios y lo ha demostrado pero… se verá alguno??? ojala, ojala.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s