LIMÓN EN LA HERIDA…

   
    Para refrescarse no hay nada como una limonada… la dulce acidez del limón acompaña comidas, bebidas y hasta solo es delicioso… Pero no se te ocurra poner su jugo en una herida por pequeña que sea porque sentirás que todo tu cuerpo se quema por dentro y por fuera, como si tu carne quedara expuesta al dolor punzante… y eso solo con unas cuantas gotas de limón.
   Así mas o menos se siente cuando nos dejan de amar, pero no solo cuando confirmamos que el amor no esta mas con nosotros sino que fue dado a otra persona, cuando lo escuchamos en propia voz de quien antes nos dijo de mil formas “te amo”, es entonces como si nos pusieran jugo de limón en una herida al centro de nuestro pecho… Alguna vez tuve esa sensación…
                    Creo que todos alguna vez hemos pasado por algo así, o no?
 
 
Yo nunca imagine que era el final,
cuando esa tarde gris nos encontramos
pero venia consumar…
su decisión de eliminar,
la ilusión que yo viví a su lado
Dios mío como aceptar.
Disparos sin mediar una palabra
no pude ni siquiera reaccionar
y cuando pude ir a buscar
yo nunca pude encontrar
pero busco la cura de este mal.
Sal con limón,
limón con sal,
sal con limón,
limón con sal,
sal con limón,
limón con sal,
sal con limón,
limón con sal.
(Limón con Sal –  Chichi Peralta)
-Bachata-

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s